lunes, 13 de junio de 2016

Medalla del Sitio de Bilbao, Isabel II. 1836.

Cuadro de José Madrazo.

Se denomina sitio de Bilbao o primer sitio de Bilbao al conjunto de operaciones que se desarrollaron en torno a Bilbao, como parte de la estrategia del Ejército Carlista por conquistar la ciudad, y durante las cuales las tropas isabelinas defendieron la ciudad frente al intento carlista de ocuparla.
10 de junio – 1 de julio de 1835.

Tal día como hoy un 13 de junio de 1835 dio comienzo el sitio tras negarse la ciudad a rendirse.

La artillería carlista empezó a disparar pero la defensa Isabelina era mucho mayor.

Vista general de Bilbao desde Las Tejeras. "Galería Militar Contemporánea".
Madrid 1846.

El 16 de junio el infante Carlos ordenó el bombardeo del centro urbano de la ciudad, con el objeto de aumentar la presión sobre los isabelinos de Bilbao. Mientras tanto, los defensores de Bilbao esperaban el envío de tropas isabelinas desde Santander y San Sebastián para ayudar a romper el asedio. A pesar de todo y con el objetivo de intentar aliviar el asedio, desde Bilbao salieron varios grupos de soldados isabelinos a Portugalete, pero fueron localizados por carlistas y su intento echado por tierra después de sufrir varias bajas.

El asedio se mantuvo igual como también los bombardeos sobre el casco urbano, cuya actividad se iba endureciendo cada vez más. Para entonces, las casas civiles, iglesias y hospitales pasaron a ser también uno objetivo de la artillería. No obstante, el contrafuego de las baterías bilbaínas seguía activo y el 26 de junio, por ejemplo, Don Carlos estuvo a punto de ser alcanzado por proyectiles isabelinos mientras estaba en el frente haciendo una inspección.

Tras el fallecimiento de Zumalacárregui  y el primer sitio de Bilbao, liberales y carlistas volvieron a librar sus batallas. 

Los generales Espartero y Fernández de Córdoba, junto a otros jefes y oficiales isabelinos de la zona norte, marcharon desde Castilla para converger sobre Bilbao y levantar el sitio. El día 30 estaban en las cercanías de la ciudad y finalmente levantarían el cerco el día siguiente, sin mayores enfrentamientos y en medio de un gran recibimiento por parte de la población. Así, terminaba el primer sitio carlista sobre Bilbao.

El segundo sitio de Bilbao conocido como el conjunto de operaciones militares que se desarrollaron en torno a la ciudad de Bilbao entre el 23 de octubre y el 24 de diciembre de 1836, como parte de la estrategia del Ejército Carlista por intentar conquistar la ciudad por segunda vez. Durante los enfrentamientos, las tropas isabelinas defendieron la ciudad frente al intento carlista de ocuparla, convencidos éstos de la extrema necesidad de ocupar la capital vizcaína. Después de varios meses de sitio, y en medio de fuertes combates, el segundo intento carlista por conquistar Bilbao acabó en nuevo fracaso.

En la batalla de Mendigorria se enfrentaron 24.000 carlistas (casi toda la armada de Don Carlos) y 36.000 liberales.
En las guerras carlistas no se libró otra batalla como ésta. Las tropas de Moreno se encontraban apostadas en los alrededores de Mendigorria cuando las de Córdoba atacaron por las rutas de Larraga y Artajona.
Era el 16 de julio de 1836.




La retirada del Pretendiente al trono y de la mayoría de las tropas carlistas fue posible gracias a la impecable defensa del puente que realizó el brigadier carlista alavés Villarreal. No obstante, los carlistas perdieron 1.500 hombres entre muertos, heridos y presos. Los liberales, por su parte, sufrieron la pérdida de 1.000 soldados. En definitiva, el ejército liberal no logró aprovechar la oportunidad que esta batalla le brindaba de diezmar el ejército carlista y apresar a Don Carlos.

En 1836 para conmemorar estas guerras carlistas del sitio de Bilbao se labro una medalla en honor a la valentía y fidelidad de la ciudad de Bilbao hacia la reina Isabel II.
Muestra en el reverso la inscripción alusiva a la toma de Bilbao por el bando isabelino, el 25 de diciembre de 1836, episodio final de la Batalla de Luchana, como agradecimiento de los fieles defensores de la ciudad.

Los personajes representados son la Reina Regente, María Cristina de Borbón y su hija Isabel II.
Isabel II heredó el trono en 1833, cuando contaba tres años de edad, por lo que entre 1833 y 1840 su madre ejerció como Regente.
El hecho de que una niña, con toda su vulnerabilidad, heredase el trono de una nación fascinó a toda Europa. Era necesario afianzar su papel como heredera legítima de Fernando VII, utilizando todo tipo de medios, en ese sentido, el arte se puso también al servicio de la causa.

Esta medalla nos muestra que María Cristina madre de Isabel II hacía de reina durante la minoría de edad de su hija, vemos que las dos llevan manto real y las dos están coronadas con la misma corona.

Vemos a Isabel II con un busto de niña y no como en otras medallas que estamos acostumbrados a ver un busto más adulto aun siendo niña, busto que para mí es el de su madre como reina regente.
La importancia de la imagen pública era un elemento bien valorado por los monarcas y sus valedores, a la hora de gozar del favor y apoyo del pueblo.

Hacia 1834 Federico de Madrazo realiza un primer retrato de la reina titulado “Isabel II niña”, justo después de su primer viaje de formación a París, en 1833. Se trata de un retrato de cuerpo entero, en pie.
De esta misma obra, Ramón Amerigo realizó una litografía, que pudo servir como modelo para Lévèque a la hora de realizar la Medalla.


Isabel II niña
Federico de Madrazo
Óleo/lienzo, ca. 1834
Col. Marqués de Santillana





Anverso: La Reina Regente María Cristina y su hija Isabel II, ambas
coronadas y con banda, aparecen de pie sobre un paisaje rocoso,
lanzando coronas de laurel a la ciudad de Bilbao, cuya ría aparece con
barcos y un puente colgante al fondo.




Reverso: A LA INVICTA BILBAO / LAUROS A LAS BANDERAS / DE /
ISABEL II / LAGRIMAS /A LA SANGRE DERRAMADA / (flor de cinco
pétalos) 25 DE DICIEMBRE DE 1836 (flor de cinco pétalos).



Canto: Liso

MARCA DEL GRABADOR : LÉVÈQUE



REINADO :  ISABEL II
AÑO :  1836
GRABADOR :  PIERRE LÉVÈQUE
DIÁMETRO: 41 mm.
PESO: 26,83 g.
METAL: BRONCE
CANTO: LISO








BIBLIOGRAFÍA:
https://es.wikipedia.org/wiki/Sitio_de_Bilbao_(1835)
https://es.wikipedia.org/wiki/Sitio_de_Bilbao_(1836)
http://www.albumsiglo19mendea.net/cas/palabrafichadescriptiva.php?foto=000481&codigo=481&pag=1&texto=mendigorria
http://www.zumalakarregimuseoa.eus/es/actividades/investigacion-y-documentacion/historia-del-siglo-xix-en-el-pais-vasco/batallas-y-acciones/mendigorria-16-vii-1835
http://www.albumsiglo19mendea.net/cas/lugaresfichadescriptiva.php?foto=001862&codigo=1862&pag=1&texto=Mendigorria%20-%20Nafarroa
La pieza del mes…Medalla con María Cristina e Isabel II Pierre Lévèque, 1836 Sala V (Antesalón) de Carmen Sanz Díaz  (Conservadora del Museo Nacional del Romanticismo).
http://www.albumsiglo19mendea.net/cas/palabrafichadescriptiva.php?foto=000481&codigo=481&pag=1&texto=mendigorria
http://arte-paisaje.blogspot.com.es/2012_04_01_archive.html











lunes, 28 de marzo de 2016

Medalla visita de Isabel II a Andalucía y Murcia



La Reina Isabel II entre los meses de septiembre y octubre de 1862 visito las provincias de Andalucía y Murcia.

Los motivos de estos viajes fueron por circunstancias políticas, protestas y sublevaciones en Loja (Granada ) en 1861, había descontento popular y inestabilidad de la monarquía, circunstancia que obligo a la reina a visitar esta región.
Era un viaje muy deseado por los habitantes de aquellas ciudades.

Desde los primeros días de agosto los periódicos y correspondencias anunciaban los preparativos para el recibimiento de la familia real.

A las once menos cuarto de la mañana del viernes 12 de septiembre las salvas de artillería anunciaban la salida desde el Real Palacio hasta la estación del ferrocarril  del Mediodia,  el viaje a las capitales del sur de la península había empezado.
La Reina, el Rey y sus dos hijos mayores el Señor Príncipe de Asturias y la Señora Infanta Doña Isabel viajaran juntos.

Salieron también desde Madrid para acompañarles durante todo el viaje el Duque de Tetuan ( Presidente del Consejo de Ministros ), Don Saturnino Calderon ( Ministro de Estado ) y el Marques de la Vega que era Ministro de Fomento.
Por parte de la casa Real les acompañaban:
El Duque de Bailen, Mayordomo Mayor de S.M.
El Marques de Alcañices, Mayordomo Mayor de SS.AA.RR.
La Marquesa de Malpica, Aya de SS.AA.RR.
El Conde de Balazote,  Caballerizo Mayor de S.M.
Don Francisco de Goicoerrotea,  Administrador  general de la Real Casa y Patrimonio.
El R. Arzobispo D. Antonio María Claret, Confesor de S.M.
El Duque de Ahumada, Primer Comandante General del  Real  Cuerpo de Guardias Alabarderos.

D. Miguel Tenorio, Secretario particular de S.M.
El Marques de San Gregorio y D. Juan Drumen, Médicos de Cámara.
El Mayordomo de semana, D. Isidro Losa.
Los Ayudantes de Campo de S.M el Rey, Generales D. Mariano Belestá y D. Joaquín Fitor.
Los Caballerizos de Campo, D. Luis de León y D. Emilio perales.

Se subieron también al tren Real hasta Santa Cruz de Mudela D. José de Salamanca y D. Antonio Guillermo Moreno, representantes de la Compañía del Ferrocarril.

Las ciudades y pueblos se engalanaban para recibir a los miembros de la familia real.
 Durante meses los vecinos de las ciudades y pueblos se esforzaban para que parecieran esplendorosa a los ojos de los visitantes.
Las estaciones y las calles cercanas adornadas con flores, tapices, fuentes, edificios adornados, luces de gas y de aceite en las calles, repiques de campanas y fuegos artificiales, bandas de música, serenatas, fiestas de toros.

La primera parada del tren Real fue en Tembleque, Toledo, allí fue servido el almuerzo.
Continuando hasta Alcázar de San Juan,  luego  por Argamasilla de Alba, Manzanares,  Membrilla, La Solana y Valdepeñas.
Llegando a Santa Cruz de Mudela se hizo de noche donde tuvieron que parar a dormir.
A las siete de la mañana del sábado 13 salieron de Santa Cruz de Mudela dirección a Andalucía.

A su llegada a Jaén el Gobernador le entrego a Isabel II una llave de oro adornada con mas de 100 piedras preciosas la cual llevaba inscrito, “ llave de Andalucía, Despeñaperros, Jaen, Córdoba, Sevilla, Cádiz, Granada, Málaga, Huelva, Almería. La provincia de Jaén a S.M la Reina Isabel II.  Septiembre 1862 “.

A las 5 de la tarde llegaron a Andújar, habían preparado un grandioso arco del triunfo por el que tuvieron que pasar para entrar en un pabellón de descanso que les habían preparado, 30.000 personas esperaban a SS.MM.  aparte Funcionarios públicos, Maestrantes, Títulos de Castilla, Condes, Duques….
Isabel II a su despedida de Andújar entrego al Gobernador dos mil duros para los pobres.

Córdoba, rival de Bagdad y de Damasco en lo político, La Meca en lo religioso.

En la población de Montoro les tenían preparado un buen almuerzo donde les esperaban todos sus vecinos y gentes de otros pueblos  limítrofes como Pedro Abab, Bujalance, el Carpio y Villafranca de Córdoba.

 Poco antes de entrar en Córdoba, en un paraje conocido como “la choza del cojo”  les prepararon un elegantísimo pabellón por orden del Ayuntamiento de Córdoba para que pudiesen arreglarse y vestirse elegantemente.
Ya en la ciudad de Córdoba la Reina vistió un elegante vestido de color rosa, en la cabeza un velo blanco con la diadema real.
Se decía que unos 60.000 habitantes había ese día en la ciudad, los repiques de campanas, el sonido de los cohetes, bandas de música de toda la provincia, todo ello para aclamar a la reina.
Pasado unos días en la ciudad de Córdoba visitando sus monumentos, y asistiendo a distintos eventos, como conciertos de música, asistir a misas en distintas iglesias y conventos, se organizo una corrida de toros apropósito para este evento en el que la Reina llevaba una mantilla blanca, la llave del toril se hizo en plata, los toros eran de la ganadería de D. Rafael José Barbero y los toreros Manuel Domínguez  y  Manuel Fuentes  ( Bocanegra).
El día 18 a las doce de la mañana decidieron salir para Sevilla pero antes de partir Isabel II dijo que se repartieran 36.000 reales a los establecimientos de beneficencia,  28.000 a los conventos religiosos de Córdoba, 6.000 al hospital de los dolores, 6.000 al de Jesús de Nazareno, 2.000 al Desierto de las ermitas, 4.000 a la iglesia de San Rafael, 60.000 a los pobres de los pueblos del tránsito y 48.00 a los de las parroquias de la capital.


Llegando a Sevilla, cerca de Lora del rio se detuvo la locomotora para bendecir el puente al que le pusieron de nombre  “Puente del Príncipe  Alfonso “, continuaron a Carmona, Tociña, Brenes y Rinconada.

A su llegada a Sevilla les esperaban en la estación los Duques de Montpensier.
Banderas, guirnaldas, flores y  la gente en los balcones, en los tejados, por todos los sitios inesperados para poder ver a los Reyes.
Lo primero fue orar en la catedral.
Se construyeron numerosos arcos en las distintas calles importantes de Sevilla con inscripciones alabando a los Reyes.
Visitaron todos los monumentos notables, catedral, conventos, iglesias, parques, fuentes, hospital de la caridad.
Los reyes visitaron las ruinas de itálica donde se levanto un campamento para comer y refrescarse.

Antes de despedirse de Sevilla quisieron donar:
50.000 reales a los hospitales de la caridad, 50.000 reales a la asociación de beneficencia domiciliaria, 120.000 para el gobernador para el socorro de los pobres y enfermos, 80.00 para la reparación de la capilla de San Fernando, 20.000 para la continuación de las obras de Itálica, …….. a si suma y sigue hasta la cantidad de donaciones de un total de 600.000 reales.

El día 26 partían de Sevilla los Reyes  en una bonita Falúa hacia Cádiz por el Guadalquivir.

A las 5 de la tarde la artillería anunciaba la llegada de la familia real a Cádiz, los aplausos se escuchaban por todo el muelle, balcones, lanchas, buques,…….todo ello para recibir a los Reyes.
Autoridades civiles, militares, judiciales, senadores, cónsules, los Caballeros de las órdenes de Carlos III, Maestrantes de Sevilla, Títulos de Castilla, todos ellos esperaban con entusiasmo a la familia Real.

El día 1 de Octubre fue la primera visita que hizo Isabel con su esposo fue a la iglesia de San Felipe, en ella se formo la Constitución de 1812.
Dejo Isabel 34.000 reales para diecisiete conventos religiosos,  30.000 para tres establecimientos de beneficencia, 40.000 para los pobres, 10.000 para la escuela de párvulos, 4.000 para un marino que tuvo la desgracia de ser herido al hacerse una salva, 6.000 para los cocheros que prestaron sus servicios a la real familia, …........ y a si hasta 302.000 reales.


El tren partió de Cádiz  el día 3 a las ocho y veinte minutos para Puerto de Santa María y Jerez.

Poco antes de llegar a Puerto de Santa María el tren se paro en un puente sobre el rio San Pedro para su inauguración.
Los vecinos de Lebrija, Las Cabezas, Utrera y Dos Hermanas esperaban ansiosos la llegada de los Reyes en el andén.
Se dirigieron a la casa del Sr. Marques de Villareal de Purellana para alojarse en su corta estancia.
Se mando labrar una medalla conmemorativa anunciando la visita de la Reina a Jerez de la Frantera.

Terminada su estancia en Jerez de la Frontera, regreso a Sevilla para desde allí continuar su viaje por tierras andaluzas.
El día 4 de octubre llegaron a Sevilla y ese mismo día se celebro una solemne misa en la catedral.
Se acuñaron medallas en oro, plata y cobre para que siempre se recordase su visita en Sevilla.

El día 6 de octubre a las seis y media salía de regreso la familia real dirección Córdoba – Bailen.
El día 7  sobre el medio día después de orar en la iglesia parroquial partieron para Jaén.

Paso la familia Real unos días en Jaén y el día 9 partieron para Granada.
El día 14 partieron SS.MM para Santa Fe continuando su camino hacía Loja y Antequera.
El día 15 visitaron el pueblo de Loja a pie para llegar al convento de las monjas, allí sorteo 8.000 reales a la junta de beneficencia de señoras de Loja, 6.000 reales al hospicio.
El día 16 visitaron la fábrica de tejidos de lana del Señor moreno e hijos.

A tres leguas de Loja se encontraba Málaga.

El 16 de octubre sobre las 5 de la tarde, grandioso fue el recibimiento que Málaga hizo a SS.MM, miles de forasteros se unieron a los vecinos de Málaga para su recibimiento.
Se hicieron para su recibimiento arcos con inscripciones y versos.
Visitaron la Sociedad Económica de Amigos del País donde prepararon una exposición de agricultura e industria para la que se construyó un elegante edificio, llevaron los mejores productos de la tierra, las mejores obras de su industria, sus famosos vinos.
Uno de los objetos más importantes de su industria que llamaban la atención era el hilo y algodón de las fábricas de los Sres. Larios  y los productos de la herrería de los Sres. Heredia.
Cañas de azúcar, pañuelos y objetos de seda. Utensilios de viaje, toneles, jabones, maquinas de agricultura y muchísimos artículos más.

El director de la exposición D. Vicente Martínez y Montes dio un pequeño discurso en presencia de la Reina.

El día 18 empezaron las visitas públicas empezando por  la escuela de párvulos, Isabel II puso la primera piedra para un nuevo hospital, visitaron la plaza de toros,…….y muchos más eventos y monumentos y fabricas.
A las 7 de la tarde asistieron a los fuegos artificiales.

Se acuño una bonita medalla para recordar la visita de la reina Isabel II a la ciudad de Málaga, el grabador de la medalla D. José Gallardo del Pino no había trabajado nunca para el estado ni para particulares pero su gran maestría y buen profesionalidad hacia de él un buen grabador.

Donó la Reina 20.000 reales a diez conventos, 100.000 reales a los pobres de diez parroquias, 20.000 al hospital de San Julian,  40.000 para el socorro de los pueblos, 28.000 como recompensa a varios artistas, 12.000 a los cocheros que prestaron sus servicios a personas reales, a si muchas más donaciones hasta llegar a 500.000 reales a repartir.


El día 20 de octubre llego la familia real a Almería.
Partieron desde Málaga en barco hasta Almería, SS.MM  viajaban en el barco de vapor que llevaba su nombre “ Isabel II “.
Como era de esperar tuvieron una solemne entrada a la ciudad con aplausos y fuegos artificiales a su llegada.
La reina hizo donaciones por un valor de 126.000 reales a repartir en distintas instituciones.

El día 23 de octubre hizo su entrada la familia real en Cartagena.
A las siete y media de la mañana los disparos de cañón anunciaban que el buque “Isabel II” llegaba a puerto.
Ocho bandas de música esperaban a la reina mientras la gente gritaba  ¡¡viva la reina!!.
Donó la reina 116.000 reales para repartir en distintas casas de la caridad.
Después de unos días visitando  Cartagena marcharon a Murcia en tren.
Anunciaron la salida de Cartagena por telégrafo y rápidamente senadores y diputados fueron a la estación a esperar la llegada de la familia real y el gobernador de la provincia D. Pedro Celestino Arguelles.
 A su llegada a la estación fueron recibidas con felicitaciones, subieron SS.MM a un lujoso coche de caballos y se dirigieron a la calle Floridablanca, al ruido de las salvas de artillería y repicar de las campanas soltaron cientos de palomas y el clamor de miles de personas que gritaban ¡viva la reina!.

El día 25 oyeron misa los reyes en la catedral, en el que ofició el Obispo D. Francisco Landeira, después vieron las alhajas de la catedral y la urna que guarda el corazón de Alfonso “El Sabio” que este mando depositar en Murcia en recuerdo de lo fiel que la ciudad había sido con él.
El día 26 de octubre visitaron la iglesia de San Agustín donde estaban expuestas las esculturas que se custodian en la ermita de Jesús, y son obra del artista Salcillo de cuyo nombre se enorgullece Murcia.

Donó la reina 20.000 reales a la casa de misericordia, 20.000 a la de expósitos, 30.000 a los pobres de las parroquias de la capital, 140.000 en ayuda a los pueblos de la provincia …….. un total de 372.000 reales a repartir en diferentes gratificaciones .

El día 27 de octubre SS.MM se preparaban para despedirse de Murcia y regresar a Madrid.
El 29 de octubre a las 5 de la tarde entraban en Madrid.




Como hemos mencionado anteriormente, el señor D. José Gallardo del Pino natural de Málaga grabo una bella medalla para que todo este viaje quedase grabado en la historia y no fuese olvidado.

Una medalla que D. José Gallardo del Pino grabo aun no trabajando en ninguna empresa privada ni haber trabajado nunca para el estado pero su gran maestría hizo que que esta medalla pasase a la historia.





Anverso:
Busto de Isabel II de perfil a la izquierda y leyenda  ANDUJAR-CORDOBA-SEVILLA-CADIZ-JAEN-GRANADA-LOJA-ANTEQUERA-ALMERIA-CARTAGENA-ORIHUELA-MURCIA. 



Como hemos podido leer anteriormente en Málaga se hizo una feria sobre agricultura e industria, pues aquí el reverso hace referencia de ello. 



Reverso 

A. S. M. LA REINA / Dª ISABEL 2ª / EN SU VISITA DE 1862 / A LAS PROVINCIAS DE / ANDALUCÍA Y MURCIA. 

Emblema central con Mercurio, en busto, sobre instrumentos alegóricos al Comercio.





Exergo 

JOSÉ GALLARDO / MÁLAGA.



En mi opinión y muy probable que esta medalla se hubiese acuñado en la ceca de Sevilla por la estrella de 7 puntas que como sabemos es la marca de Sevilla. 




Grabador: D. José Gallardo del Pino
Medalla de metal blanco. 
Diámetro : 51 mm.
Peso: 49,80 gramos.
Canto: Liso




Bibliografía:
Viaje de sus majestades Andalucía y Murcia. Por Fernando Gos-Cayon






lunes, 18 de enero de 2016

Medalla Proclamación mayoría de edad de Isabel II “Algeciras”.




Fernando VII murió el 29 de septiembre de 1833,  Seis meses antes Fernando VII aprobó la Pragmática Sanción para que pudiera reinar su hija en caso de no tener varones.
Isabel II nació en Madrid a las cuatro y cuarto de la tarde del domingo 10 de Octubre de 1830.

ISABEL II, Reina de España, fue jurada Princesa, heredera de la Corona en las cortes celebradas en Madrid el día 20 de Junio de 1833.
 El 29 de Setiembre de ese mismo año subió al Trono.
El día 13 del inmediato Octubre se expidió el Real decreto para su proclamación cuyo acto se celebró en la Corte el 24 de dicho mes.

Como no tenía Isabel II edad para reinar, fue nombrada como regente su madre, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias que duró desde 1833 a 1843.
Con la finalidad de evitar una tercera regencia, se adelantó la mayoría de edad de Isabel II a trece años.
El ocho de noviembre de 1843, Isabel II es declarada mayor de edad.

Para conmemorar la proclamación de la mayoría de edad de Isabel II se labraron medallas para que todo el pueblo fuese informado de tal evento.



Esta medalla se labro en Algeciras y fueron arrojadas por los balcones de los ayuntamientos y sedes como celebración publica y que todo el pueblo supiese y recordase este momento.


MEDALLA PROCLAMACIÓN DE LA MAYORÍA DE EDAD EN ALGECIRAS – 1843 –



   ANVERSO:  A ISABEL 2ª REINA CONSTITUCIONAL 1843
               Cabeza de la reina a la derecha con el pelo sujeto por un cintillo de perlas.
       Todo dentro de una línea continua.




REVERSO:  - LA M · YLT  Y  M ·  PATRIOTA CIUDAD DE ALGECIRAS -
Castillo de tres torres con una puerta en el centro entre una palma y un ramo 
    de laurel atadas  por debajo. 
        Anverso y Reverso con grafila de líneas.







CANTO: Estriado
PESO: 7,45 G.
DIAMETRO: 28 mm.
METAL: Plata
Esta medalla sobre la proclamación de mayoría de edad de la reina Isabel II en Algeciras esta considerada como rara.




jueves, 3 de diciembre de 2015

La moneda falsa en “Céntimos de Escudo”.


Cuadro de Jose Madrazo En 1843, con 13 años, Isabel II había sido declarada mayor de edad.

5 Céntimos de escudo Falso de época

El  26 / 6 / 1864  se implanta un nuevo sistema monetario “el escudo”, moneda que venía a sustituir a la anterior moneda de 10 reales.


Creo conveniente dar un pequeño repaso  al sistema monetario del Escudo o Céntimos de Escudo antes de ver la moneda falsa de este mismo sistema

Moneda de Plata:
Estas monedas se labraron en las cecas de Madrid, Sevilla y Barcelona.

Sus marcas de ceca son:

  
 Madrid       Sevilla          Barcelona
6 Puntas     7 Puntas          8 Puntas


El escudo seria digamos la moneda principal, le seguirían la moneda de 2 escudos, 40 céntimos de escudo, 20 céntimos de escudo y 10 céntimos de escudo.


VALOR FACIAL
PESO
LEY
2  escudos
25,96
900

1  escudo
12,98
900

40 céntimos de escudo
5,192
810

20 céntimos de escudo
2,596
810

10 céntimos de escudo
1,294
810



 CANTO:
En las monedas de 10 - 20 y 40 céntimos de escudo el canto es estriado.
En las monedas de 1 escudo la inscripción Ley Patria Rey.
En las monedas de 2 escudos  la inscripción Ley Patria Rey.

**Un escudo de plata podía cambiarse respectivamente por 100 céntimos de escudo, 10 reales de vellón, 100 décimas ó 1.000 céntimos de real de vellón y, también, por 340 maravedís.


Moneda de Bronce:

Al establecerse el escudo como unidad monetaria la moneda de bronce se labro en céntimos de escudo.

Se labraron estas monedas en cuatro valores diferentes en las cecas de Barcelona, Sevilla, Madrid , Segovia y Jubia.

El canto de estas monedas es liso.

Valor, pesos y medidas de estas monedas acuñadas en Céntimos de escudo.




METAL
VALOR    FACIAL
PESO
DIAMETRO

Bronce

5 céntimos de escudo
12,5 G.
15 mm.
2,5 céntimos de escudo
6,25 G.
18 mm.
1 céntimo de escudo
2,5 G.
25 mm.
0,5 céntimos de escudo
1,25 G.
32 mm.

Diferentes tipos de marcas para los céntimos de escudo
CECA
MARCA

BARBELONA
8  Puntas

SEVILLA
7 Puntas

MADRID
6 Puntas

JUBIA
4 Puntas

SEGOVIA
3 Puntas
-Segovia una estrella de tres puntas.
- Jubia estrella de cuatro puntas.
-Madrid estrella de seis puntas
-Sevilla estrella de siete puntas.
-Barcelona estrella de ocho puntas


A continuación veremos una serie de la moneda falsa de época del sistema monetario céntimos de escudo.

FALSAS DE ÉPOCA DE CÉNTIMOS DE ESCUDO

Cuando hablamos de una moneda falsa de época no queremos decir al cien por cien que la moneda se hubiera falsificado dentro de su reinado, si no que se falsifico cuando aun estaba en circulación ya sea dentro del reinado al que pertenezca o bien después de ese reinado.  

Ahora bien, en el caso de los céntimos de escudo que circularon en el periodo de Isabel II desde 1864 hasta 1868 año en la que la reina Isabel II tuvo que marchar a Francia y después del exilio en 1868 los céntimos de escudo continuaron circulando varios años mas.

Hay una gran cantidad de moneda falsa pero muy pocas o digamos casi escasas las hay que tengan todos sus datos bien marcados como una pieza buena o como se suele decir con un “buen arte” como son el año, la ceca, el valor, la marca de ensayado, el busto….

Desde tiempos remotos se dictaron leyes para perseguir al falsario y muchas de esas leyes le castigaban con la pena de muerte ya que la falsificación de moneda era considerada como un crimen.

Esta moneda falsa de época se realizaban en varios tipos de metales como en cinc, platino, plata, oro, cobre, bronce, calamina, latón, alpaca, plomo.


SERIE EN PLATA




1 Escudo ceca Madrid 1868
Moneda falsa de época en Latón, en ella podemos apreciar algunos rasgos que no son comunes en una moneda original como esas manchas de color marrón, los números dentro de las estrellas no son legibles y como no, un busto que no es el de Isabel II.
En la estrella de la derecha podemos ver algo que se parece a un numero pero en ningún momento es un 18 que es lo que tenia que llevar si fuese original, en la estrella de la izquierda pasa lo mismo, es algo que se asemeja a un numero pero no lo es y tendría que llevar un 68 gravado.
Su peso es de 12,25 gramos y su peso real sería de 12, 98 gramos.                              
 Metal Latón.





40 Céntimos de escudo 1868
Falsa de época en bronce.
Su peso es de 4 G.
Rara



40 Céntimos de escudo 1868
Falsa de época en Alpaca.
Su peso es de 3,9 G.



40 Céntimos de escudo 1868
Falsa de época en Calamina.
Su peso es de 3,8 G.
Rara




40 Céntimos de Escudo 1867
En esta moneda falsa de época podemos ver como la marca de ceca tiene una estrella de 5 puntas y esa marca era exclusiva de Filipinas y allí no se acuñaron Céntimos de Escudo.  Su peso es de 5,3 gramos.




40 Céntimos de escudo 1867
Falsa de época en Latón.
Su peso es de 4,16 G.


40 Céntimos de escudo 1867
Falsa de época en Latón.
Su peso es de 5 G.



40 Céntimos de escudo 1867
Falsa de época en Calamina.
Su peso es de 3,59 G.



40 Céntimos de escudo 1867
Falsa de época en Calamina.
Su peso es de 3,76 G.


40 Céntimos de escudo 1867
Falsa de época en Alpaca.
Su peso es de 3,75 G.



40 Céntimos de escudo 1866
Falsa de época en Calamina.
Su peso es de 3,70 G.


40 Céntimos de escudo 1866
Falsa de época en Latón.
Su peso es de 4,75 G.


40 Céntimos de escudo 1864
Falsa de época en Alpaca.
Su peso es de 3,83 G.



40 Céntimos de escudo 1863
Falsa de época en Calamina.
Su peso es de 3,20 G.
Esta pieza no viene catalogada en el catalogo general de la moneda falsa española. Luis Barrera.


SERIE EN BRONCE



2 y Medio Céntimos de escudo 1868 
Falsa de época bronce.
Su peso es de 5,8 G.
Ceca: Barcelona


2 y Medio Céntimos de escudo 1867 
Falsa de época bronce.
Su peso es de 6,2 G.
Ceca:Barcelona



2 y Medio Céntimos de escudo 1868 
Falsa de época bronce.
Su peso es de 5,25 G.
Ceca: Madrid.
En esta moneda podemos ver que la marca de ceca es Madrid en la cual no se acuñaba bronce. 


5 Céntimos de escudo 1868 
Falsa de época en Latón.
Su peso es de 10,2 G.
Ceca: Jubia


5 Céntimos de escudo 1867 
Falsa de época en Cobre.
Su peso es de 14,5 G.
Ceca: Segovia.



Esto es solo un pequeño resumen de las monedas falsas del periodo Isabelino ya que hay importante cantidad de moneda falsa que aquí no podríamos poner todas.
Pero con esta pequeña introducción espero que os sirva de ayuda.

Se pueden comparar los pesos de las monedas falsas con los pesos buenos puestos arriba. 

La moneda falsa de época no deja de ser interesante, en mi opinión cuando se colecciona un solo periodo como yo que colecciono Isabel II es interesante tener moneda buena, falsa de época, medallas, botones.....todo lo relacionado con el periodo que se coleccione.